Cómo puedes saber si tu hijo tiene problemas de vista.

Existen algunos problemas que solo pueden ser tratados durante la infancia o como mucho en la adolescencia, y que de no hacerse pueden desencadenar en otros mayores. El realizar un diagnóstico precoz en niños va a ser determinante para que, en caso de existir un defecto ocular, este pueda ser corregido a tiempo y evite el dejar secuelas en la edad adulta.

Siempre hay que recalcar, cuando se habla de temas de salud, la enorme importancia que tiene la prevención. Los adultos serán los responsables de realizar la labor de prevención en nuestros hijos, hasta que ellos puedan encargarse de su propia salud. Educarlos en cuidar su salud, tanto ocular como visual, es una importante labor en la que merece la pena que invirtamos nuestro tiempo y nuestra energía.

Es en los primeros años de nuestra vida en los que desarrollamos nuestra visión, por ello que sea vital su cuidado y las frecuentes revisiones llevadas a cabo por profesionales, según apunta la doctora Lourdes Jordano desde Top Doctors.

Cerca de un 20% de los niños presentan algún problema de visión. Estas revisiones deben efectuarse de forma periódica sin esperar señales de alarma por parte del niño, ya que en muchos casos estos no son conscientes de estar padeciendo algún problema en su visión. Un niño normal debería llegar al 100% de su capacidad de visión cuando tiene entre 5 y 6 años de edad.

Fuente: ABC